Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. OK
Menu

Acaba con los malos olores de las alfombras


 Las alfombras son capaces de dar a cualquier rincón de tu casa un toque decorativo al mismo tiempo que aportan una calidez sin igual. Y aunque en el mercado actual salen a la venta modelos que están confeccionados con materiales muy fáciles y cómodos de limpiar, la preferencia del público siguen siendo las alfombras fabricadas con tejidos naturales.Por ello, en la entrada de hoy os vamos a dar una serie de consejos para que acabéis de una vez por todas con el mal olor y podáis disfrutar de estos complementos sin problemas.

Cuidados básicos de las alfombras

El objetivo es evitar que el polvo y la suciedad se acumulen, por lo que tenemos que realizar un mantenimiento regular. Y por supuesto, no queremos que surjan esos olores nada agradables en una parte tan acogedora de nuestro hogar.

Mascotas y niños

Las mascotas y los niños pequeños son los principales enemigos de las alfombras, ya que suelen estar detrás de todos esos “accidentes” que provocan los malos olores. Pero no son los únicos, así que debemos tener a mano una serie de remedios que funcionen de verdad y sobre todo actuar cuanto antes, ya que cuanto más tiempo permanezca el mal olor más complicado será que se vaya.

Ventilando la casa

Ventilar tu casa es una excelente manera de solucionar e incluso prevenir este problema. Para ello, simplemente hay que abrir las ventanas y dejar correr el aire todo el tiempo que puedas. En ocasiones, con una sola mañana o tarde es suficiente para eliminar de forma definitiva los malos olores, siempre que éstos no hayan profundizado demasiado en los tejidos.

Aspirando la alfombra

Si ventilar no es suficiente tendremos que recurrir a este complemento indispensable para la limpieza: el aspirador. Se recomienda sobre todo en casas donde hay mascotas, ya que pueden soltar pelo por todos los rincones y con el paso del tiempo provocan que el mal olor aumente.

Método del bicarbonato

Si pese a todos nuestros esfuerzos los olores indeseables permanecen, tendremos que utilizar otros medios más específicos. El primero de ellos es el bicarbonato de sodio, que hay que espolvorear sobre la superficie y dejar actuar todo lo que se pueda. Un día sería lo mínimo pero te aconsejamos que esperes un par de ellos para que las posibilidades de éxito sean mayores.

Método del vinagre

¿El bicarbonato no ha acabado con el mal olor? En este caso tendremos que pasar a un agente más potente, como es el vinagre. Es conveniente rebajarlo previamente con agua y tener mucho cuidado de no empapar por completo la alfombra. Tras su aplicación esperamos 20 minutos y eliminamos el exceso con un paño limpio y húmedo. También se puede emplear agua oxigenada, aunque hay que tener especial cuidado porque al ser tan potente existe la posibilidad de decolorar la alfombra.

Contratar a un especialista

Recuerda que también tienes la opción de contar con una empresa especialista en limpieza, que dispone de los medios técnicos más adecuados y de la experiencia necesaria para dejar tu alfombra como nueva. 

Solicitud presupuesto
servicio de limpieza

Solicite presupuesto sin compromiso de nuestros servicios de limpieza rellenando el siguiente formulario.

Rellena el siguiente formulario

Acepto la Política de Privacidad
Consultar


Atención personalizada

Nuestro departamento comercial se pondrá en contacto con usted en la mayor brevedad posible.