Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. OK
Menu

¿Cómo puedo limpiar graffitis?


Las comunidades de vecinos y algunos particulares han tenido que enfrentarse, de una forma u otra, a las ya famosas pintadas en las paredes de sus fincas. Los conocidos graffitis son más conocidos por lo que implican que por su significado, al menos a nivel popular.

¿Qué son los graffitis?

Estas pinturas tienen un gran significado para la cultura hip-hop del siglo XX y destacan por su carácter libre, rebelde y revolucionario de gran impacto visual. No obstante, no todas las manifestaciones de este tipo siguen los mismos patrones y responde a este mismo llamamiento cultural.De hecho, en las fincas privadas y en los edificios de muchas ciudades, los graffitis que se encuentran siguen una línea más simplista. Esto lleva a que los vecinos muestren su desagrado y rechazo ante este tipo de pintadas.Sus creadores, los de los graffitis originales y seguidores de su objetivo real, defienden una pintada en muros abandonados y en edificios gubernamentales, pues pretenden ir en contra de ciertas ideologías o mostrar su rechazo. Aquellos que se inscriben en muros de hogares y casas, no siempre siguen esta directriz. Por ello, estos graffiteros no siempre los defienden y se muestra a favor.La mayor parte de los graffitis se realizan con sprays o aerosoles, pero también han proliferado los que se llevan a cabo con pegatinas, vinilos, plantillas o incluso baldosines. Sin embargo, en los que nos vamos a centrar son los realizados con aerosoles.

¿Cómo podemos limpiar los graffitis de nuestras paredes?

En primer lugar, antes de empezar a cuestionarnos cómo podemos limpiar los graffitis de nuestras paredes, debemos identificar, reconocer qué tipo de pared tenemos ante nosotros, de qué material está hecha.Piedra, hormigón, ladrillo, madera, pavimento, baldosas o alicatado, existen muchos tipos de pared y en función de ellos, el proceso de eliminación de un graffiti cambiará o variará un poco. Por ello se deben tener en cuenta siempre antes de iniciar el proceso.

Métodos de limpieza de graffitis más comunes

Lavado a presión

Este sistema resulta, junto al pintado de la pared, de los más utilizados para remover los graffitis de los muros particulares. El lavado a presión se lleva a cabo con máquinas tipo karcher, las cuales se combinan con disolventes.

El proceso consta de dos fases. En la primera, se impregna la pared del disolvente elegido y anteriormente comentado. En la segunda, se procede al lavado a presión con la máquina que proyecta una solución formada por un 80% de agua y un 20% de solución anti-graffitis.

Algunos profesionales también utilizan, en el primer paso, bicarbonato de sodio directamente sobre la pintura, en lugar de disolvente. Se ha podido observar que éste resulta mucho más práctico sobre paredes pintadas previamente, ya que no perjudica dicha capa, sino la más externa y reciente, la del graffiti.

Limpieza con soluciones caseras

La limpieza de graffitis también se puede llevar a cabo con productos caseros, en caso de no poder costear un limpieza de mano de profesionales de limpieza. Entre las soluciones más conocidas, destacan las siguientes: amoniaco más agua y vinagre más jabón. Ambas soluciones se deben aplicar mediante un estropajo de lija o nana.

Pintado de la zona afectada

Esta es, como ya hemos comentado anteriormente, una de las técnicas más utilizadas, por económicas y rápidas. Ésta se utiliza, sobre todo, en superficies lisas o ya pintadas previamente.

Aplicación de removedores químicos

Los removedores más conocidos y utilizados en este caso son los disolventes, los cuales se utilizan sobre superficies pequeñas y que pueden ser disimuladas fácilmente.

La razón radica en lo potente que resultan estos productos en lo que a eliminación de manchas se refiere. Su resultado no acaba siendo del todo estético, por ello siempre resulta mejor utilizarlo sobre superficies no pintadas o sobre zonas pequeñas.

Aplicación de capa protectora

Esta capa protectora se debe aplicar sobre la capa de pintura de la pared o muro. De hecho y precisamente, muchos profesionales la combinan junto a la de pintura durante los procesos de rehabilitación de una pared manchada.

Esta capa protectora se lleva a cabo mediante un material o solución líquida que se encuentra en tiendas específicas y no en comercios habituales. Su habilidad de proteger va directamente sobre la pintura aplicada, la cual queda protegida pese a la posterior aplicación de disolventes, lavados a presión y otras técnicas.


Solicitud presupuesto
servicio de limpieza

Solicite presupuesto sin compromiso de nuestros servicios de limpieza rellenando el siguiente formulario.

Rellena el siguiente formulario

Acepto la Política de Privacidad
Consultar


Atención personalizada

Nuestro departamento comercial se pondrá en contacto con usted en la mayor brevedad posible.